Ver fondo
[x]

Inhian; rakuen Capitulo2 (Parte 4/?) fanfic fanfic


2015-09-27 Popularidad 548 Visitas


Uroboros se rio-Está bien, no es como si quisiera causarte problemas hahahaha-estiro su mano, el espacio a su izquierda se distorsionó y saco una jarra dorada-¿quieres beber?-

-¿Oh, tienes uno igual?-repetí su misma acción, el espacio a mi izquierda se distorsionó y saque una botella fresca con agua-son muy practicas estas puertas dimensionales-

Uroboros abrió los ojos sorprendida-Tu…para que puedas usar magia ancestral y manipular el espacio con tanta facilidad como yo… ¿Quién eres?-

*Glup, glup, glup*

Estaba tan entrado bebiendo mi botella de dos litros que hice caso omiso a su pregunta.

-Am… ¿chico?-

-¡Que fresca!-tape la botella y la arrojé al espacio distorsionado, este se cerró-respondiendo a tu pregunta, soy exactamente lo que tu dijiste, una quimera-dije acompañado de un “jeje”.

Steph me miraba con interés, pero de alguna manera como si algo le molestara.

-¿Pasa algo?-

-Hmmm…es solo que me pregunto si realmente podrás, es decir, has estado muy tranquilo-

-¿Podré qué? Vengo listo para todo desde que entramos a la primer barrera incluso-tomé una postura de combate y dejé salir un poco de mi aura oscura como amenaza-para una pelea-

-Tiffany-Uroboros se dirigió a Steph de una manera bastante vergonzosa-mira esto-puso el monóculo frente a su ojo-este chico es bastante peculiar-

-….-

Steph se quedó muda, su expresión de asombro al verme tras el monóculo despertó mi curiosidad, quería preguntarle pero ella no se movía.

Sin otro remedio  hice poses vergonzosas y ridículas haciendo que ella se sonrojara, justo cuando puse mi trasero de frente, es bastante tímida hahahahaha.

-¡Qué diablos haces!-gritó con la cara roja como tomate.

-No respondías, ¿hay algo raro conmigo?-

 Uroboros interrumpió.

-Este lindo artefacto es capaz de ver todos las “corrientes” de energía que caracterizan a un ser vivo o un muerto, el dorado es para los dioses, blanco y negro para los ángeles según su tipo, marrón para los humanos sin excepción, rojo para los vampiros, púrpura para los demonios y gris para las “bestias”-hizo una pausa breve-tu muchacho, tienes cinco de estas dentro de ti-

-¿Cinco?-

-Por mi experiencia puedo deducir que tu cuerpo fue o es humano, lo más probable es que hayas sido mordido por un vampiro ya que tu aura roja parece devorar lentamente a la marrón, tu cuerpo desprende intensas oleadas de aura oscura y blanca por igual y, muy en el fondo, hay una especie de núcleo que resplandece con aura dorada, es la primera vez que veo un ser tan raro-

Sinceramente no me sorprende tanto a excepción de mi núcleo, soy consciente de que soy un ser de lo más raro, es algo que ya me temía pero parece que mi núcleo tiene rastros del poder de un dios.

Esta mujer parece saber mucho, por lo que sé ella debe ser bastante poderosa, no tanto como en el pasado pero…puede que si peleo al tú por tú con ella, quizás ni siquiera empate.

-Entonces, ¿eso es todo para lo que fui llamado aquí?-pregunté altaneramente-quisiera tratar algunos asuntos contigo Steph-

-¿Yo?-

-No te hagas la boba, ya te debiste haber dado cuenta de que te seguíamos-reclamé indiferente.

-Podrás tratar lo que quieras con ella una vez nos hayamos divertido-

Suspiré con flojera, maldición ¿por qué siempre acabo en peleas agotadoras?

-Entonces me llamaste para peleas…genial-volví a suspirar-como sea, dicen que a mal paso darle prisa así que acabemos con esto de una vez, tengo hambre-

Uroboros sonrio complacida, ella luce increíblemente hermosa sonriendo para ser una diosa de las “bestias”.

-Me agrada tu tono muchacho, vayamos-

Levanto su mano al cielo, sobre este un círculo mágico en forma de serpiente comenzó a rodear los alrededores de los cielos, puedo sentir como somos transportados a otro lugar.

Las nubes comenzaron a distorsionarse y el cielo se volvió púrpura, los alrededores lucen igual pero no puede sentir el aura de Airam.

-¿Otra dimensión? Sí que eres cautelosa, desde que te pusieron el sello te has vuelto mucho más cautelosa-

-Muchacho, ¿Cuántos años tienes? Sabes demasiadas cosas para la edad que tu cuerpo aparenta-preguntó confundida.

Voltee a ver a Steph y sonreí-Por ahora es un secreto, comencemos de una vez con ello-

-¡Un momento!-Steph se interpuso entre nosotros-aun no considero que seas siquiera digno de pelear con mi familiar, ciertamente eres fuerte pero solo físicamente-

Ella creo un sinfín de pequeñas barreras entre nosotros, cada una más delgada que la anterior.

Veinte…cincuenta…setenta, hay más de setenta barrera condensadas en medio metro de espacio, para ser humana es bastante hábil, pero…

A estas alturas no es nada.

-¿Puedo Uroboros?-

Ella me miró por un momento y asintió tras comprender lo que quería hacer, una vez conseguida su aprobación acorte la distancia entre nosotros y di un puñetazo a sus barreras.

*Crash*

Una tras otra cayeron en efecto domino, puedo escuchar el sonido de cada una romperse.

-Pero que…mis barreras…-

-Duerme un poco-

Con mi dedo índice la golpee en la frente, ella cayó incosciente al piso.

-Ahhh, los jóvenes a veces son demasiado enérgicos y estúpidos-digo mientras la cargo-Uroboros, si quieres saber mi edad solamente cuenta los años que llevamos desde la era Cristiana-

-¿Cristiana?-tomó el cuerpo de Steph y lo arrojó a una grieta que había creado-¡ah!, tú debes ser el arcángel creado a partir de humano-

-¿Sabes de mí?-

-Sí, fuiste bastante famoso en el pasado, entonces eres tu…-

De alguna manera sentí que no me creía, no puedo decir que soy el mismo de hace dos milenios pero aún conservo mi núcleo.

Mis doce alas se extendieron, el aura oscura y blanca se irradia fuertemente de estas.

-¿Ahora me crees?-pregunte sonriendo.

-Sí, aunque sigo sin comprender la razón por la que un ser de tu magnitud ha venido a esta escuela para mocosos aprendices-

-Podría decirte lo mismo a ti, alguien de tu calibre debería buscarse personas más grandes, vine porque sospecho de que Steph sea la poseedora de una reliquia del cuerpo de Dios-

Uroboros abrió ampliamente los ojos y respondió seria-Tiffany no posee ni ha poseído nunca tal cosa, me habría dado mejor pelea de haberla tenido-

“Genial, mi misión se acaba de ir al caño” Pensé.

-Pero no negaré que ella no esté relacionado con ese artefacto-

-¿Eh?-

-Te lo contaré si me llegas a vencer-dijo con voz retadora.

-Me parece perfecto-sonreí en respuesta.

Ambos emprendimos vuelo, ya en cielo estábamos uno frente al otro, esperando la declaración de batalla del adversario.

-No me contendré, es la primera vez en un tiempo que me topo con un adversario tan interesante-

-Ni yo, ahora que tienes el sello creo que puedo hacerte frente aunque sea por un poco de tiempo-

Tras ella una gran sello en forma de serpiente apareció por un instante, pude sentir una peligrosa aura siendo irradiada de esta.

Aun con el sello de Abed esta tipa es aterradora, seguí su ejemplo y dejé soltar toda mi fuerza.

-Haaaaaaaa-no puedo evitar  gritar, esta sensación es tan agradable.

Pulsaciones en mi pecho, una ligera vibración viene de mi núcleo, los alrededores comienzan a temblar, el espacio se distorsiona levemente.

Del brazo de Uroboros salió una gran rayo negro, este se dirigió a mí a una velocidad impresionante, ni siquiera tuve tiempo de parpadear.

Le di un puñetazo al rayo, este desapareció.

-Aaaaaah, quema, quema-mi brazo se lastimó un poco, humo sale de los nudillos-¿Qué rayos tenia eso?-

Uroboros se carcajeo deliberadamente frente a mí-Tu cuerpo es lo suficientemente fuerte para soportar eso, pero no tenías que usar tu puño hahahahahaha-

-No tuve tiempo-repliqué enojado-¿Acaso te gustaría que hiciera lo mismo?-

-Inténtalo-

Me está retando, ho ho ho interesante.

Cree una gran esfera de luz sobre mí la abalancé sobre ella, esta se movió lentamente, una vez se acercó lo suficiente esta explotó.

De la esfera cientos de rayos y lanzas de luz salieron disparadas a una velocidad impresionante, todas y cada una de ella con Uroboros como objetivo.

-Hmm-chasqueó sus dedos.

Por debajo de su falda una gran serpiente salió y comenzó a tragarse los rayos y las lanzas.

Agh, que molesto, las serpientes que se tragan todo y su magia del “infinito” que se traga todo.

-¿Sabes? Aprendí unos cuantos hechizos basados en tu magia-

Utilizando uno de los hechizos especiales contenidos en mi reliquia un frente a mí se creó un pequeño orbe oscuro,  del tamaño de un pequeño balón.

-Black hole-

Mientras se dirigía lentamente a Uroboros este se tragaba incluso la luz a su alrededor.

-¿Un orbe? Se parece mucho a lo que uso normalmente, solo que yo no necesito ningún hechizo-dijo viendo mi reliquia que brillaba bajo mi camisa-veamos que tal-

Con su orden, la serpiente a su lado se acercó a la esfera y se la trago, su estómago comenzó a hincharse increíblemente hasta explotar, después de esto mi orbe aun intacto se tragó los restos de la serpiente y desapareció consigo.

-Vaya, incluso puede tragarse un serpiente de nivel medio-

¿Divide sus serpientes por clases? Bueno,  es un halago para mí que ella esta complacida con un hechizo basado en su magia.

-¿Tienes algún otro? ¿Tú lo creaste?-

-No, en realidad fue un monje que actualmente está muerto, fue un gran hechicero-

-Ya veo, ¿eso es todo?-lucia algo decepcionado.

-No, en realidad yo puedo hacer algo similar a lo que tu pero con magia oscura, solo que requiere un gran gasto mágico, no tengo tanta energía como tú-solté una risa de autodesprecio al final.

-Hmmm-no lucia para nada convencida.

Por alguna razón me cae muy bien, quien diría que el mismísimo Uroboros sería una persona tan fácil de abordar.

Mi estómago gruño-¿Podemos acabar con esto? Tengo hambre-

De falda de Uroboros cientos de serpientes salieron, todas iguales a la primera, tengo la sensación de que se molestó por parar  la plática.

Mi campo de visión me permite seguir el movimiento de al menos veinte serpientes, creo veinte círculos mágicos de autoexplosión en cada una, al explotar las serpientes caen mareadas hasta el suelo, chocan unas con otras haciendo que todas se junten en el suelo.

-Black hole-

Con el mismo ataque pero aún más grande, cerca de triple, hice que este devorara toda, incluso dejó un cráter semicircular.

Vamos con todo.

*Aplauso*

Aplaudí tan fuerte como pude, el suelo comenzó a temblar horriblemente, comenzó a desmoronarse creando grietas por las que magma caliente brotaba.

Llantos de desesperación y horror provienen del suelo, cientos de almas humanas se comunican con nosotros a través de la grieta, he llamada al mismísimo infierno.

Una espada salió del magma, bajé con cuidado de no tocarlo ¡quema!

La espada no estaba caliente, al contrario, su mango era frio.

Una gran pesada hoja de metal oscuro, un mango hecho de piel, por toda la hojas están escritas maldiciones cuyos símbolos brillan con luz blanca.

De 1 a 6 que tanto te gusto?

0

De 1 a 6 que tanto te gusto?

0


Comentarios 0

Escribe un comentario


 

enviado por Bejeveg

sexo Masculino

pais 1218 (Nivel 5)

pais 99 Gemas

Mas sobre el autor
Te gusto esto?

Mas temas de Bejeveg

Estadisticas: